Download Free Templates http://bigtheme.net/ Websites Templates

Hola a todos! Qué bueno es volver a escribir, a veces uno se pregunta por qué no lo hace mas seguido.

Salió Caída, y con esta nueva expansión (la 9 ya!! Como pasa el tiempo!) aparecieron cosas que generaron preguntas y debate en internet y que en este artículo intentaré comentar y explicar un poco, así que empecemos.

Un Poco de Historia

Los recursos aparecieron en la primera expansión, Despertar, y eran sólo cartas que se ponían desde el tope del mazo boca abajo. Por si preguntan, sí esa carta cuando está boca abajo se considera del tipo Recurso.

Se hizo conocido y muy usado el mazo Rompe-recursos, más cuando nos dimos cuenta (me incluyo ya que en ese momento era jugador) que el Desvanecerse estaba mal diseñado y que podía devolver recursos a la mano cuando en realidad fue pensado para que no sea así.

Había algunas cartas más que interactuaban con recursos como el Vampiro Paciente o la Desintegración Absoluta,  generadora de la discusión “¿Qué pasa cuando exilio los recursos?” y su resolución oficial que se encuentra en el libro de reglas y que básicamente es “Si los recursos se exilian, quedan en el exilio boca abajo y no se sabe qué carta son”

Con Insania apareció Damönin y su recolección indiscriminada de recursos y junto o por culpa del demonio de poder aparecieron nuevas posibilidades. Tanto la Pacificadora Barahai como el Toque de Damönin te dejaban poner otra carta como recurso y el escenario Trion, La Caída le molestaba a los mazos control; apareció Sífile para frenar a los mazos Rompe-recursos pero ya perdieron su lugar a esa altura. Hubo un par de cosas más como el Manual de Demolición pero en ese momento no tenían mucha utilidad.

Conquista trajo poco en cuanto a recursos. Una opción bastante jugable para la pacificadora fue Vivificar y apareció la 2° carta que te dejaba hacer otra cosa con los recursos: el Elemental de la Enramada (la primera fue el Evaluar Posibilidades). Creo que fue mejor la teoría que la práctica con este elemental.

Vino Destino pero las pocas cartas que hacían algo con los recursos no tuvieron juego excepto capaz Azzam que se vio en algunos mazos (y que en cerrado era increíble) que destruía tus propios recursos.

Origen reeditó varias cartas, entre ellas Narghot que se llevaba de maravillas con el Kirch del Foso. Y apareció el combo infinito, ¡pero el artículo no habla de eso, che!

Toda la saga de Viaje a las Profundidades (obviamente hablamos de Descenso, Encuentro y Abismo) se centraron más en la presentación del mundo submarino, los nuevos demonios y las mecánicas conocidas, dejando un poco de lado los recursos. Se pueden destacar algunas cartas que se usaron más por su utilidad que por el hecho de hacer algo con los recursos, como ser: Vanguardia Saugar, Macerar los Bocadillos, Torkossag.

Y llegamos a Caída.

Lo Nuevo

Caída trajo consigo 8 recursos, 1 para cada senda y 4 neutrales:

    

   

Caída fue pensada con la aparición de las cartas Recurso. El mayor “problema” era ver como actualizábamos las reglas para que no quede muy mal.

Los recursos empezaron teniendo la habilidad del tipo “Destruir Recurso: [efecto]” o incluso “Girar: [efecto]”, pero apareció Narghot; el siempre presente y hasta muy subido al caballo Narghot. Encima tenía en formato Base a sus amigos Kirch del Foso mas cartas que modificamos que ayudaban a que los recursos los puedas recuperar del inferno. Fue un descontrol. El resto de los recursos estaban bien pero le daba a Caos una re herramienta y forzaba un poco el meta para ese lado.

Y ni hablemos el día que los testers postearon “Con Damönin se pueden hacer combos muy locos y que ganan en turno 4 o 5 con los nuevos recursos” y tuvimos que decir “Gracias, no nos dimos cuenta” y ajustar algunas cosas.

Por otro lado se estaban testeando dos cosas: que no se destruyan sino que se volteen y que se puedan jugar tanto de la mano como del inferno.

Llegamos a la misma conclusión, si se destruyen son muy buenos; pero no nos decidíamos cómo se jugaban porque entra otro problema: el lore.

La historia en Inferno, que hace rato está a manos de Duilio Giordano Faillaci que la lleva magistralmente, nació con el hecho de “El Inferno está pelado, entonces los demonios cruzan a la Tierra y quieren conquistarla y hacerse con la energía que tiene y con todo lo que puedan”. Entonces, si en el inferno hay recursos y consecuentemente energía ¿por qué cruzarían los demonios a la Tierra? Se pueden quedar en el inferno peleando por esos recursos.

¿Entonces? ¡No entendí nada!

Entonces salió así:

Los recursos se pueden poner desde la mano o el inferno y se voltean.

Varios quedaron conformes, como siempre algunos no. En Facebook hubo mucha discusión que si o que no, si es bueno o malo.

A nosotros desde el diseño nos sirve porque nos abre varias puertas para otras habilidades o efectos; y estoy inventando en el momento, pero cosas del tipo “siempre que un recurso se voltee;[efecto]” o “cuando un recurso sea puesto desde el inferno;[efecto]”. Le ofrece al juego más opciones y hace los recursos usables, de la otra manera no iban a tener juego y serían cartas en la expansión que a nadie le servirían.

Reflexiones finales

Se estuvo charlando en Facebook sobre lo bueno y malo de los recursos, pero quiero mencionar algunas cosas:

-Usar cartas Recurso en el mazo es verdad que te permite elegir qué queda boca abajo en vez de una carta al azar. Pero poniendo cartas del tipo Recurso en el mazo estoy sacando otras cartas que pueden ser útiles; en un caso extremo, en vez de jugar 4 Igniciones, juego 3 para poner una Pira de Korrik. No sólo eso, sino que si juego por ejemplo 4 Sondas de Especulación nada más, a partir del turno 5 voy a seguir poniendo cartas del mazo como recurso.

-En manos iniciales tener una mano con 3 recursos o tener 2 en la mano y 2 en el inferno no es lo mejor ya que me saca posibilidades, y si bien son 4 turnos que no pierdo carta del mazo son 4 respuestas menos a lo que pueda jugar mi oponente.

-Derú está siempre presente en todas las conversaciones (Oh, salve, Gran Derú) y salió la cuestión que los recursos lo mejoran porque le alargan la vida. O no entendí el planteo o, si Derú está en su lado Terrenal, poner un recurso desde el inferno en juego le saca 1 vida a Derú.

-NO se cuan así es, pero también me comentaron, y voy a parafrasear: “En Base no usamos recursos, hay tanta oferta de cartas que no rinden”

 

 

Eso fue todo por hoy, se hizo un poco largo pero espero haber explicado un poco la movida alrededor de los recursos.

Como siempre pueden mandarnos mensajes en Facebook.com/juegainferno o preguntas de reglas al Facebook de Reglas

¡Saludos a todos!

Luis Rajcan / Vurdalak

Deja tu comentario